Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

lunes, 3 de diciembre de 2012

Sedirea japonica (Deliciosa orquídea japonesa)

Es otra de las bonitas orquídeas orientales de sencillo cultivo y generosas floraciones. Sólo se conocen dos especies del género: Sedirea japonica (HG Reichenbach) Garay & Sweet HR 1974 y Sedirea subparishii (ZH Tsi) Christenson 1985. La Sedirea japonica es una epifita de China, Corea y Japón que crece en bosques claros a alturas entre 500 y 1.500 metros. A primera vista, si no está en flor, se asemeja mucho a una Phalaenopsis por la forma y tamaño de sus hojas y sus gruesas raíces aéreas. Florece con espigas que pueden llevar hasta 12 flores fragantes de color entre blanco y verde claro, con características rayas y manchas moradas, sobre todo en el labelo. Suele florecer a finales de primavera durante cerca de dos meses.
 


Compré dos plantas a Water Orchids (China) en una exposición en Diciembre de 2011, en maceta de plástico con sphagnum y las pasé a corteza de corcho con musgo de bosque sobre las raíces, como puede verse en las fotos inferiores. Una la coloqué en una zona del orquideario con mucha luz y más temperatura y la otra en la zona del fondo con luz moderada y temperatura más suave.
 


 
Aunque ambas se han adaptado bien y se han desarrollado con buena salud, la que coloqué en la zona más luminosa y cálida empezó a formar dos varas florales en Mayo de este año que culminaron en dos grandes espigas florales de finales de Mayo a primeros de Julio con numerosas flores, en cambio, la de la zona más sombreada y menos calurosa sólo desarrolló una vara floral, bastante más pequeña y con menos flores. En la serie de fotos inferior puede verse la evolución de las varas florales hasta la floración final de la primera.
 
  

Se puede cultivar en maceta tradicional, con un sustrato de aproximadamente 3 partes de cortezas de pino de tamaño intermedio, 1 parte de perlita y otra de sphagnum, con material de drenaje en el fondo, como arlita o poliestireno expandido. Es preferible cultivarla en cestas suspendidas o placas de corcho para que pueda lucir mejor sus hermosas flores colgantes y sobre todo, para garantizar un adecuado drenaje y una buena ventilación. En placa de corcho conviene poner sobre las raíces un poco de musgo de bosque o sphagnum para garantizar una cierta humedad ya que sobre estos soporte el secado es mucho más rápido. La planta necesita una humedad en torno al 60%, una temperatura intermedia (aguanta picos puntuales de calor en verano), luz abundante, evitando el sol directo, pulverizaciones frecuentes (diarias en verano), buena ventilación y fertilización regular (por ejemplo con un abono de composición 20-10-20 una vez al mes), excepto en invierno, período en el que debe suspenderse y disminuir bastante los riegos. Podéis trasplantarla cada dos años en el inicio de la primavera. También la encontraréis a la venta con los pseudónimos de Aerides japonica y Angraecum japonicum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios