Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

domingo, 28 de septiembre de 2014

Miltonia spectabilis (Fragancia brasileña en el otoño)

He comentado muchas veces que las Miltonias es un género de orquídeas por el que siento debilidad y con frecuencia he subido al blog fotografías de varias especies. Una que siempre es puntual al principio del otoño, es la Miltonia spectabilis. Este año el orquideario vuelve a estar perfumado por estas maravillosas y fragantes flores. Os dejo algunas fotografías.


La Miltonia spectabilis Lindl. 1837 pertenece a un género que ha estado sujeto a revisiones por parte de los expertos, que acabaron por hacer dos grupos: Miltonias y Miltoniopsis, para diferenciar las especies brasileñas (Miltonias) de las del resto como Colombia o Perú (Miltoniopsis) que normalmente conocemos como "orquídeas pensamiento" por su parecido con esas flores. Su facilidad de hibridación ha dado lugar a esas coloridas plantas de grandes flores que encontramos en cualquier centro de jardinería y además se han creado numerosos híbridos intergenéricos: Aliceara, Beallara, Colmanara, Milpasia, Miltassia, Miltonidium, Vuylstekeara y un largo etc.


Se caracterizan por un largo rizoma reptante que genera múltiples pseudobulbos de unos 8 cms. y forma oval, por lo que con frecuencia deberemos dividirlas, eso las hace más manejable y estimula el desarrollo. Sus hojas son de un verde claro y miden unos 18 cms. Florece a finales de verano o principios del otoño generalmente, en largas espigas con varias flores que duran más de un mes. Les gusta la luz, pero sin sol directo, un ambiente húmedo (un 70% es adecuado) y temperaturas entre los 12 grados nocturnos y los 25 diurnos, pero, con un ambiente húmedo, las mías llegan a soportar los 32 grados. 



Es más fácil cultivarlas en macetas poco profundas en un compost con un 70% aproximadamente de corteza de pino, algo de carbón vegetal, trocitos de poliestireno u otro material drenante y algo de musgo sphagnum para mantener cierta humedad. Regar sin miedo y abonar ligeramente. Es importante cuidar la ventilación, así que si tienes dudas, utiliza un pequeño ventilador que lo garantice. No necesitan realmente reposo, aunque en invierno conviene reducir los riegos, sin dejar que el sustrato se seque demasiado. Las puedes dividir cada dos años o anualmente si han crecido mucho. Si tienes espacio y las dejas crecer sin dividir obtendrás fantásticos especímenes que llegan a tener cientos de flores abiertas a la vez, constituyendo un espectáculo inolvidable.


  


Otra posibilidad, que es la que más utilizo yo, consiste en montar las plantas o las divisiones sobre troncos o placas de corcho, cubriendo las raíces con musgo sphagnum o de bosque. Es importante si las vas a tener en una zona donde el calor del verano las pueda hacer sufrir. Es necesario, en ese caso, que las riegues a diario, así como vaporizaciones frecuentes. En verano utilizo también  un riego por goteo para ayudar a mantener las raíces húmedas y como garantía de supervivencia si vas a estar fuera más de dos días por viaje o vacaciones. Si no hace demasiado calor y puedes mantener la humedad controlada les verás llenarse de flores durante dos meses.


En estas fotografías (superior y las dos inferiores) del año pasado, algunas de las plantas que tengo montadas en ramas de alcornoque. Son divisiones de la planta madre que coloqué hace 3 años en la estructura de ramas. Se pueden ver las espigas florales y los numerosos pseudobulbos que crecen todos los años extendiendo el rizoma con sus brillantes  raíces fuera del musgo original. Riégalas sin miedo, moja toda la planta, excepto las flores y, sobre todo, el musgo y las raíces aéreas. Si te descuidas en el riego las puntas de las hojas lo acusan enseguida y también son comunes por esta causa los pliegues en forma de acordeón de algunas hojas nuevas. Cuando se hacen muy grandes, si no tienes mucho espacio para mantenerlas puedes dividirlas fácilmente y tener plantas más manejables o dar una alegría a algún amigo regalándoselas.


Hay algunas variedades de Miltonia con flores aún más espectaculares por los intensos colores, fáciles de encontrar en las web de vendedores especializados como OLA Orquídeas de Brasil, y todas muy recomendables por su facilidad de cuidado y sus generosas floraciones. Si aún no has probado su cultivo, no lo dudes y consigue alguna de algún amigo que divida la suya, en alguna exposición o en una tienda Online, son plantas económicas, sencillas de cuidar y que te llenarán de satisfacción.

Ref.: wikipedia.org

4 comentarios:

  1. Sem dúvida, uma maravilha de planta (esta sua reflete um excelente plantio); qt a florada, dispensa comentário, afinal é deslumbrante! Abraço.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Bienvenida al blog! Muchas gracias por comentar!

      Eliminar

Gracias por tus comentarios