Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

lunes, 5 de enero de 2015

Floraciones de invierno (Invierno en el orquideario)

La mayoría de las plantas del orquideario acusan los cambios climáticos con las primeras heladas del invierno y la saturación de humedad. Uno de los primeros síntomas es finalizar sus floraciones. Pero siempre hay algunas que pese a todo se resisten y siguen aportando un poco de color, os dejo algunas de estas supervivientes.




Sorprendentemente, esta Beallara "Peggy Ruth Carpenter Jen", después de estar semanas en flor, cuando se secaron, echó otras dos varas y rebrotó una de las que había cortado como podéis ver en la fotografía superior (primera vez que lo veo en estas orquídeas) y todas están en flor ahora. Son más pequeñas que la primera remesa, pero igual de bonitas. En la unión de las varas he descubierto algunas minúsculas cochinillas algodonosas, una de las plagas más frecuentes en los invernaderos.


La Ludisia discolor ha empezado a florecer en una vara y sigue desarrollando varias más.


Las flores del Lycaste Lucianii (cruce entre Lycaste skinneri x Lycaste lasioglossa) van perdiendo la pigmentación y cambiando el tono rosa vivo por un bonito color bronce como en la flor de abajo.
 


Las que más en forma se encuentran son las Colmanara que llevan semanas floreciendo y aún tienen muchos botones en formación.


La Phalaenopsis Mini Mark, resiste el asedio nocturno de babosas y caracoles y sigue abriendo sus florecitas moteadas.


También sigue abriendo sus bonitas y aromáticas flores el Oncidium Twinkle "Fragrant Fantasy" uno de lo muchos clones derivados de la hibridación entre Oncidium Ornithorhynchum x Oncidium cheirophorum.


Ayer se cayó una de las dos flores de este Leptotes bohnkiana que llevan abiertas ahora hace justo 3 meses ... Las plantitas de este género son una verdadera joya, ocupan poco, son resistentes y sencillas de cuidar y sus hermosas flores duran muchas semanas.


Otra pequeña maravilla botánica es el Bulbophylum pardalotum que, de forma periódica, sigue deslumbrando con sus maravillosas flores solitarias llenas de color.



Las nacaradas florecitas del Tuberolabium kotoense continúan aportando su ligera fragancia


Y esta vara con los botones aún sin abrir es de un Tuberolabium quinsumbingii, muy parecido a la especie anterior y que florecen en la misma época.


Y después de semanas y semanas, las últimas flores de las Phalaenopsis se resisten a desaparecer, pese a las bajas temperaturas, los hongos y los caracoles

 

Y para finalizar, las últimas recién llegadas, frescas y llenas de color.

6 comentarios:

  1. Fantastic orchids! Congratulation!

    ResponderEliminar
  2. Parabéns Angel Mar pelo excelente cultivo das suas belas orquídeas e pela explicação sobre as mesma. Abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigado, José, pelas suas amáveis comentários!

      Eliminar
  3. Essas sobreviventes são simplesmente fantásticas! Parabéns; abraço!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios