Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

domingo, 10 de mayo de 2015

Joyas botánicas extremeñas: Serapia perez-chiscanoi (La orquídea verde) Abril 2015

Esta hermosa orquídea es la Serapia perez-chiscanoi Acedo (1989), un endemismo ibérico circunscrito a Extremadura, Toledo y una pequeña zona de Portugal, descubierta por el botánico extremeño Jose Luis Perez Chiscano que la llamó inicialmente Serapia viridis. Fue descrita por Carmen Acedo Casado y publicado en Anales del Jardín Botánico de Madrid 47(2): 510. 1989(1990). Está considerada como "Vulnerable" en la Lista Roja de la Flora Vascular Española.


Las vi por primera vez el año pasado, en una dehesa de La Moraleja, en el Valle del Alagón (Cáceres), en una visita guiada con los comentarios de César Martín, Sebastián Pantrigo, varios miembros de ADENEX Jose Antonio Mateos, del  Blog Proyecto Orquídea y este año pude vovler a fotografiarla en el Parque Natural de Cornalvo (Badajoz) a finales de Abril. Se encontraban en plena floración, en unas praderas con hierba rala cerca del embalse y, en ocasiones, ligeramente sombreadas bajo las ramas de las Carrascas. Estaban flanqueadas por cientos de Serapias lingua que formaban grandes grupos en toda la zona.


Popularmente se la llama la Serapia verde, porque toda la planta es de un tono verdoso crema, ligeramente amarillento y en ocasiones con algunos tonos rosados. Según el estudio de ADENEX de noviembre de 2003 (Estudio), se distinguen dos formas básicas: 

  • Forma verde: Su color es completamente verde claro incluyendo las flores, pelosidad, ovario, tallo y hojas. A veces aparecen puntos rojizos en los nervios de las flores, de las brácteas y del tallo.
  • Forma roja: Esta forma también es verde pero tiene flores verdes con pelosidad rojiza y nervios rojizos en las flores, tallos, ovarios y hojas. También tiene un hipoquilo (parte del labelo) de color rojizo, comparado con el hipoquilo verdoso o rosado claro, a veces, de la forma verde.
 


Ocasionalmente, según el mismo estudio, puede presentar otras dos formas:

  • Forma rosa: Algunas plantas rosadas encontradas entre formas verdes de Serapias perez-chiscanoi. Son exactamente iguales en morfología y altura a las dos primeras formas descritas; solamente las flores son completamente rosadas con nervios rojizos, al igual que el labelo (hipoquilo y epiquilo). Las flores superiores son ligeramente más rojizas que las inferiores. Las brácteas tiene un color rosado muy claro con nervios rojizos. El ovario es totalmente verde, al igual que el tallo y las hojas.
  • Forma blanca: En lugar de flores verdosas, estas plantas las tienen blancas. Las flores son completamente blancas con pelos blancos y nervios verdes. El hipoquilo es amarillo. Las brácteas son blanco verdoso con nervios verdes. Estos nervios verdes tiene puntos rojizos muy claros. El ovario es verde y también aquí aparecen puntos rojizos en los nervios. El tallo es verde también con puntos rojizos muy claros. Las hojas son verdes.

 
Puede llegar a los 35 cms. de altura con una espiga floral corta que puede llevar hasta 12 flores que aparecen desde primeros de abril a mediados de mayo. Las flores hermafroditas y zigomórficas, se autofecundan (autógama y cleistógama) y, ocasionalmente es polinizada por insectos, posiblemente himenópteros (xenógama).



Se la encuentra en praderas y pastizales ligeramente húmedos y en las orillas de arroyos, sobre suelos arenosos, donde forma pequeños grupos. La mayoría de los ejemplares se localizan en la provincia de Badajoz, apareciendo ocasionalmente en Cáceres, Toledo y Portugal. Estuvo catalogada como especie en Peligro de Extinción, hasta que en 2008 pasó a la categoría de Vulnerable, cuando se descubrió en la provincia de Badajoz una población con un gran número de ejemplares. 




8 comentarios:

  1. Olá Angel,
    Esta é uma das Serapias minha preferida e muito bonita. Em Portugal já são conhecidos vários sítios com esta espécie, desde o Norte (S. João da Pesqueira) até ao Centro-Sul (Alentejo). Há um local onde as três cores (verde, rosa e vermelho) aparecem conjuntamente. Parabéns pelo belo artigo sobre a espécie S. perez-chiscanoi.
    Um abraço

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Americo muito obrigado. Em Espanha os outros tons da cor são citados, mas eles não são muito freqüentes. Um abraço

      Eliminar
    2. Por um feliz acaso encontrei um local com várias orquídeas serapias que não sei se as deva incluir no rosa ou no vermelho.foi a primeira vez que pude observar esta espécie. Sobressaiam no meio da relva. No dia imediatamente a seguir à "descoberta" encontrei jardineiros na fase final do corte da relva onde se encontravam as orquídeas. Aparentemente ninguém identificou a espécie.Não sei se deva alertar alguém para este achado ou aguarde simplesmente o próximo ano para verificar se reaparecem. Provavelmente vou aguardar e acompanhar alguma noticia sobre a preservação da espécie no nosso país.

      Eliminar
    3. Tende a ocorrer com freqüência, devido à ignorância Filomena. Certamente eles estarão no próximo ano. A maioria das espécies deste género é muito freqüente e em alguns campos existem milhares deles, então eles não são protegidos. Há sempre a opção cuidadosamente remover (com bulbo) plantas e replantar em um lugar seguro. Uma saudação

      Eliminar
  2. Apesar das cores poucos alegres é bela em suas formas e no mimetismo q consegue alcançar... Abraço!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigado Jalo, seguir e comentar. Abraço

      Eliminar
  3. Estas orquídeas são muito especiais pois não se encontra
    para comprar , então a importância de preservar,vi na infancia
    uma assim crescendo no meio do mato,o que nunca mais se repetiu,
    Abraço.


    http://eueminhasplantinhas.blogspot.com.br/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. É verdade Simone, deve preservar estas belezas selvagens para poder continuar a apreciá-los. Abraço

      Eliminar

Gracias por tus comentarios