Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

lunes, 26 de octubre de 2015

Keikis de Dendrobium aduncum (Separación y trasplante)

Los keikis son pequeñas plantas que se desarrollan de forma natural en algunas especies de orquídeas y que pueden retirarse de la planta madre y cultivarse de forma independiente. Algunas de las orquídeas más propensas a formarlos son las Phalaenopsis y los Dendrobium.


En la fotografía superior algunos keikis de Dendrobium aduncum Lindl. 1842 recién separados y montados en corteza de alcornoque (corcho bornizo), con un poco de sphagnum en las raíces. Es el resultado de retirar varios de los keikis que se habían formado en esta planta comprada a Flora del Trópico. En la fotografía inferior la planta madre.




En las fotografías, podéis apreciar el detalle de las raíces aéreas que forman los keikis. En algunos casos, si no se retiran siguen desarrollándose y llegan incluso a florecer sobre la planta originaria. Hay que esperar a que tengan algunas hojas y raíces bien formadas antes de proceder a su retirada. Generalmente es suficiente con girar un poco el tallo y se desprenden. Si se produjese algún desgarro hay que aplicar un fungicida en aerosol o pulverizar con canela en polvo, para evitar infecciones por hongos.

 
 



Este es el aspecto de los keikis recién separados. Como veis algunos son bastante largos, algo habitual en los Dendrobium, y todos tienen hojas y raíces bien formadas. El material necesario para el montaje es mínimo: un poco de musgo sphagnum vivo o deshidratado, goma elástica fina o cuerda vegetal para su fijación, tijeras desinfectadas por si hay que cortar alguna parte en el proceso y unos trozos de corcho a los que habremos puesto un gancho de alambre plastificada en un extremo para colgar las placas en su lugar definitivo. También podéis optar por colocar los keikis en una maceta con el sustrato adecuado a la especie que estéis plantando.


 ARRIBA LA PLANTA ANTES DEL PROCESO Y ABAJO UNA VEZ RETIRADOS ALGUNOS  DE LOS KEIKIS
  

Puedes hacer un pequeño hueco en la corteza para colocar las raíces (fotografía superior) o utilizar alguna grieta natural en la corteza (fotografía izquierda) o simplemente los colocaremos sobre ella (fotografía derecha). Luego pon un poco de musgo sobre las raíces para ayudar a mantener la humedad y sujeta todo con una ligadura elástica. Cuando las raíces de la planta se fijen sobre la corteza (generalmente al cabo de unas semanas) podemos retirar la goma o la cuerda usada. 



Sólo queda colocar una etiqueta con los datos: número de registro, nombre de la planta, fecha de plantación, número de la planta madre o cualquier otro dato que consideremos interesante. En esta ocasión he colocado dos keikis en cada corteza. Este proceso de reproducción tiene varias ventajas: las plantas producidas son clones de la madre, el tiempo necesario para florecer es mucho más corto que si utilizásemos plántulas procedentes de un cultivo en frasco (Flask), en algunos casos florecen incluso en la siguiente temporada, además de no tener que vigilarlas hasta el momento de retirarlas, también dan menos problemas de adaptación por ser plantas casi adultas, además son gratis y te permite aumentar tu colección o intercambiar y compartir con tus amigos. En una próxima Entrada os dejo algunos consejos para el cultivo de este Dendrobium de origen asiático.

2 comentarios:

  1. Uma verdadeira abundância, não é? Falta até lugar para replantar! rsrsrsrrs! Grande abraço!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Certo Jalo, o chão estava cheio de Keiki. Eu vou ter que encontrar o site ou trocá-los com os amigos. Abraço

      Eliminar

Gracias por tus comentarios