Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

viernes, 31 de agosto de 2012

Control de la temperatura y humedad en el orquideario

Hay 4 factores básicos a controlar para que nuestro orquideario reuna las condiciones adecuadas para el cultivo de nuestras orquídeas: Luz, Humedad, Temperatura y Ventilación.

Todas están relacionadas entre sí por lo que, actuando sobre cualquiera de ellas, ayudamos a modificar o estabilizar las otras. Por ejemplo: si reducimos la luz solar mediante una malla de sombreo, automáticamente se reduce la temperatura en el orquideario con lo que necesitamos algo menos de humedad y podemos también bajar el nivel de ventilación.

Hoy vamos a comentar la forma de controlar la Humedad y la Temperatura. Para controlar ambas a la vez, podemos utilizar un sencillo dispositivo denominado Termohigrómetro, es decir, un Higrómetro que además nos facilita la temperatura. Hay en el mercado disponibles sofisticados equipos digitales, pero para el orquideario de un aficionado no son realmente necesarios.


El de la fotografía vale unos 25€, integra un termómetro analógico y un higrómetro analógico de cabello. Para su mantenimiento, conviene cada cierto tiempo envolverle unas horas en un trapo húmedo. Nos facilita la temperatura actual (en este caso 30 grados Centígrados, correctamente Celsius) y la humedad relativa del aire en porcentaje (aquí casi un 60%). Si el orquideario tiene más de 9 metros cuadrados o es muy alto, conviene disponer de un par de ellos al menos u otros dispositivos similares, ya que la temperatura y la humedad varían considerablemente en función del lugar (por estar más cerca o lejos de una ventana lateral, cenital o de una puerta, de recibir más o menos luz, por la colocación de los pulverizadores de agua, por la mayor o menor cantidad de plantas acumuladas, por zonas de sombra, por estar más cerca del suelo o del techo, etc.) En el mío que tiene unos 16 metros cuadrados, entre la zona de la entrada y el fondo, la diferencia puede ser de 3 grados y de un 20% la humedad.

Hay otro instrumento sencillo que nos dará un dato importante: la diferencia de temperatura a lo largo del día y de la noche. Es lo que se denomina: Termómetro de Máxima y Mínima. Ya sabéis lo importante que es para inducir la floración en ciertas especies la diferencia de temperatura nocturna y diurna. También nos informará si por la noche la temperatura en invierno es demasiado baja y debemos poner la calefacción (del tipo que sea), lo más sencillo es disponer de un Calefactor/Ventilador con termostato que programaremos para que se ponga en marcha al alcanzar la temperatura determinada cifra.


El Termómetro de la fotografía vale unos 10€ y nos permite conocer la temperatura actual (25 grados, aguja negra), la temperatura mínima que ha habido (10 grados, aguja azul) y la máxima que ha habido (31 grados, aguja roja).

Para volver a conocer el intervalo de temperaturas de otro día, se actúa sobre el botón central que mueve las agujas azul y roja hasta volver a dejarlas pegadas a la negra que, al ir variando a lo largo de la jornada, desplazará de nuevo la azul cuando baja y la roja cuando sube, quedándose fijas en las temperaturas mínimas y máximas alcanzadas en la jornada o período en cuestión.

Una información más básica nos la facilitará un simple termómetro pero sólo nos dará la información del momento, sin memoria de las variaciones. Recordar que los termómetros clásicos de mercurio están prohibidos, por su alta toxicidad y dificultad de reciclaje. Si dispones de alguno lo mejor es sustituirlo y llevarlo a un "punto limpio" para su correcto reciclaje.

También hay otro equipo llamado Psicrómetro que da básicamente la información de un Higrómetro, pero además nos permite conocer el "punto de rocío" que es la temperatura a la que se producirá la condensación del vapor de agua.

Finalmente, como sabéis, hay pequeñas Estaciones Meteorológicas que pueden darnos la temperatura del interior de una vivienda por ejemplo y complementariamente la de otra u otras zonas.


En la foto un Termo Sensor (una especie de sonda de temperatura) que registra y envía el dato de temperatura para su visualización en la pantalla de la Estación base que tenemos en la vivienda con la que está sincronizado. De este modo podemos conocer en todo momento la temperatura que hay en el Orquideario sin necesidad de ir a verlo.

Con estos sencillos dispositivos, mejor combinados entre sí, dispondremos de la información básica necesaria para que nuestras orquídeas se sientan a gusto.

10 comentarios:

  1. Como bien haces mención contar con un termohigrómetro es fundamental para el monitoreo de nuestras plantas y hortalizas

    Saludos.
    Samuel de http://www.termohigrometros.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Samuel, facilita el control y que las plantas estén saludables. Saludos

      Eliminar
  2. Si, el uso de un termohigrometro pero también de un termómetro son cuestiones importantes a considerar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Rodrigo, por eso cito ambos equipos, aunque un termohigrómetro incluye un termómetro, es conveniente contar con alguno independiente (o varios si el espacio es grande). Saludos

      Eliminar
  3. ¿De que sirve un termohigrometro o un termometro si las temperaturas suben mucho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son meros indicadores, cuya lectura nos informa de la situación y nos ayuda a considerar si hay que tomar alguna decisión al respecto: aumentar la ventilación, la frecuencia o intensidad de riego o de los pulverizadores, del tipo de sombreo utilizado, de la instalacion o activación de un extractor de aire y un montón más de posibles puntos de actuación. Saludos

      Eliminar
  4. hola,con respecto a los pulverizadores¿no importa q mojen las flores?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no importa si la ventilación es suficiente y la humedad la adecuada.

      Eliminar
  5. Hola, Ángel. yo quisiera preguntar con respecto al cultivo de orquídeas en un balcón (que es mi caso). aquí las condiciones de humedad y temperatura son muy distintas con respecto a un invernadero. Yo no tengo ventanales, lo que aumenta bastante la ventilación, siempre hay brisa y a veces viento, que es cuando caigo en pánico. La pregunta es con respecto al riego de mis plantas. Yo hago dos veces por semana, menos las Phal, Oncidiums, Phapios y Phragmis, a ellos no los riego sino una vez porque no reciben sol directo a ninguna hora y veo que se mantienen húmedos. Le tengo terror al exceso de agua. Quisiera saber si es suficiente que riegue mis plantas sólo una vez por semana? porque la mayoría necesitan secarse entre riegos. La mayoría de los cultivadores que conozco lo hacen dos y hasta tres veces por semana pero mis condiciones son distintas. Siempre tengo muchas dudas con respecto a este punto. Mi balcón recibe sol directo en la mañana solo de un lado y allí tengo todas las Cattleyas. Bueno. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Elena! Por lo que dices las tienes bien colocadas. Es importante que no reciban el sol directo, porque muy pocas lo soportan, ya que prefieren la luz matizada, las Cattleyas soportan un rato de sol bien. En cuanto al riego, haces bien, porque matar una orquídea por sed lleva tiempo, pero por exceso de agua es muy rápido e irrecuperable en muchos casos. La mayoría de orquídeas necesitan un ligero secado del sustrato entre riegos. Es difícil determinar la cantidad y frecuencia pues dependen de muchos factores como: especie, tamaño de la planta, momento de crecimiento o reposo, tipo de sustrato, maceta de barro-plástico o montada en madera, ubicación, temperaturas diurnas y nocturnas, ventilación o exposición al viento, época del año y un largo etc. Pero con el tiempo, se coge el ritmo y por lo que cuentas creo que una vez en semana es suficiente. Si vieses que aumentan las temperaturas o que ha hecho mucho viento, puedes hacer un riego extra o aumentar la humedad ambiental con pulverizaciones o mojando el suelo para que se evapore el agua. Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios