Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

viernes, 24 de agosto de 2012

Preparando el interior del Orquideario

Lo primero colocar una malla antihierbas en el suelo, para evitar el rebrote de antiguas raíces o de hierbajos varios. Luego se coloca en el centro una tubería de pvc agujereada en toda su longitud que servirá de drenaje para el exceso de agua del riego con salida al exterior del orquideario. Se cubre todo con una capa de gravilla o guijarros de unos 20 cms.

Se instalan los cables eléctricos y tomas de corriente y un par de lámparas en los extremos y se empieza con la parte fundamental: el riego y pulverizado. La tubería va por el techo y se colocan 10 pulverizadores que controlados por un programador garantizan una humedad ambiental suficiente para que las orquídeas se sientan a gusto. Se complementa con una línea de goteros que mantiene regadas las plantas colgadas del techo y las montadas sobre placas de corcho en las mallas plastificadas. Una toma adicional de agua permite utilizar una manguera con la que garantizar el riego de las plantas en época de calor.


Se colocan termómetros de máxima y mínima para controlar las oscilaciones de temperatura entre el día y la noche y algunos higrómetros en zonas distintas (incluso en un orquideario pequeño la diferencia de humedad y temperatura entre zonas es notable, lo que permite colocar las plantas en las zonas más adecuadas según sus requerimientos de luz, temperatura y humedad. Unos termómetros digitales recogen la información de temperatura y la envían a una pantalla instalada en casa para tener siempre vigilada la temperatura del interior. Un pequeño extractor y un ventilador completan los requisitos básicos para que el cultivo sea viable.

Las plantas dependiendo de la especie, desarrollo y contenedor, se colocarán en distintos lugares: las que están en tiestos de plástico irán en unas mesas que idealmente serían de rejilla, pero que en este caso las he preparado con bandejas metálicas y postes de madera tratada. Las bandejas se rellenan con bolitas de arcilla expandida que pesa poco y permite mantener la humedad sin que el agua sobrante del riego esté en contacto con las raíces. Las plantas se colocan en cajas de plástico de las utilizadas para el transporte de fruta que evita que se caigan y permite acceder fácilmente para las labores de mantenimiento y limpieza.


Las que están montadas en placas de corcho u otros soportes de madera irán colgadas en unas rejillas plastificadas adosadas a la pared (al fondo las que prefieren menos luz y, a la entrada, el resto.


Algunas las he montado directamente sobre una estructura a base de ramas de alcornoque atadas con musgo, junto con tillandsias y bromelias y a los pies se colocan helechos que son felices con el agua que cae de los riegos.


Las que van en cestitas de plástico (sin sustrato) como las Vandas y Asconcendas, así como las que se colocan en cajas hechas de listones de madera como las Stanopheas, Embreas, etc. así como cualquier otra de porte colgante o floración en largos racimos, se cuelgan con alambre a diversas alturas del techo o de las zonas elevadas. Junto a ellas, para ayudar a sombrear, refrescar el ambiente y alegrar la vista se ponen en cestas metálicas con forro de coco varios tipos de helechos y otras plantas como Nephentes, Columneas, Cactus colgantes o cualquier otra al gusto de cada uno.


Finalmente, las plantas que gustan de poca luz, como los Paphiopedilum y helechos se colocan bajo las mesas en las cajas de plástico que he comentado antes, directamente en el suelo. Disponerlas en cajas permite un acceso fácil en todo momento y evita que por ejemplo al regarlas se caigan.


Y una vez terminados los preparatorios  !Empezar a colocar las plantas en el interior!


Un consejo: antes o después el orquideario se irá llenando ... así que, planifica pensando en ello para maximizar el espacio. De todos modos, con el tiempo irás remodelando y cambiando sobre la marcha, a medida que introduzcas nuevas plantas o detectes necesidades concretas.




2 comentarios:

  1. Hola, vivo en un pais tropical 26 grados de temperatura y puede llegar hasta 30 grados, hasta que altura puedo colgar una cattleya que no le influya el calor del techo..el techo es de policarbonato transparente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana Cecilia! Lo que te he comentado en el correo. Procura dejar la máxima distancia posible. En la última fotografía hay dos Vandas colgadas del techo y como ves están bastante abajo. De todos modos, ten en cuenta que las plantas van creciendo y llegarán al techo y será necesario recolocarlas. La parte superior es donde más calor se acumula y sobre todo si el sombreo no es adecuado el sol puede estropear las hojas que estén muy cerca del policarbonato. Intenta dejar al menos unos 15 cms. Saludos

      Eliminar

Gracias por tus comentarios