Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

martes, 25 de agosto de 2015

Angraecum veitchii (El tamaño importa) - Angraecum veitchii (Size matters)

Si te gustan las orquídeas "tirando a grandes" y tienes espacio para ellas, esta te premiará con flores grandes y fragantes de un hermoso color marfil.


Angraecum veitchii (Veitch, 1899) es el resultado de la hibridación entre A. sesquipedale y A. eburneum. Fue presentado en sociedad a principios de 1899, convirtiéndose en uno los híbridos favoritos de este género. No es de extrañar porque es una orquídea robusta, sencilla de cuidar, bastante resistente a las plagas y capaz de perfumar toda una habitación o un orquidario por la noche, momento en que la fragancia de sus características flores con un enorme espolón producen su aroma.


El género lo conforman unas 200 especies en su mayoría de los bosques húmedos de África Tropical y Madagascar, hasta los 2.000 metros de altitud. Casi todos son epifitas monopodiales y producen largas raíces aéreas, de hecho el nombre del género en Malayo significa "Parecido a las Vandas". Son características sus flores blanco crema o blanco verdoso que llevan un largo espolón, el record lo tiene el famoso Angraecum sesquipedale (el de la polilla polinizadora "adivinada" por Darwin;  Xanthopan morganii praedicta).


La planta alcanza pronto tamaños superiores a los 60 cms. de altura con un abanico de hojas correosas, anchas y de medio metro de largo. Hay que añadir a este volumen el de las raíces aéreas. Las flores aparecen a finales del invierno o principios de primavera, en varas axilares, inclinadas hacia abajo. Miden unos 9 cms. de ancho. Son cerosas, de color blanco con tintes verdes y un labelo grande acorazonado de color blanco y el característico espolón alargado de hasta 14 cms. (como puedes ver en la última fotografía de la Entrada). Duran más de un mes y se van tiñendo poco a poco de color marfil. Son fragantes por la noche.


Las condiciones básicas para su cultivo, pasan por darle un lugar estable y amplio donde pueda crecer libremente, lo ideal sería ponerle en una cesta colgante para que sus raíces aéreas cuelguen fuera del sustrato y para disfrutar mejor de sus flores que aparecen en varas pendulares, pero también puedes tenerle en una maceta grande y conviene que sea pesada para evitar que se vuelque al moverlo o regar. La opción de montarlo en una rama, tronco o placa de corcho, es factible si vigilas la humedad para que las raíces no sufran. Si la tienes en maceta puedes entutorarlo y ayudar a mantenerlo estable. El lugar debe ser luminoso, en casa una ventana orientada al este evitará quemaduras solares en el follaje, en el orquidario ponlo en una sombra ligera, sin sol directo, con buena ventilación, humedad en torno al 60% - 70% y temperaturas tirando a cálidas (un rango de 17 a 25 grados centígrados sería el ideal, aunque puede soportar  ligeras bajadas si no está empapado el sustrato y ligeras subidas si la humedad ambiental es un poco más alta y el riego es adecuado. El riego y el abonado debe ser efectuado todo el año porque el crecimiento es continuo, únicamente en invierno se ralentiza un poco y los riegos y la fertilización también deben espaciarse un poco más. 


La mezcla de sustrato, debe ser a base de cortezas de conífera de tamaño medio/grueso, trozos de corteza de alcornoque o de corchos de las botellas de vino o cava, pedazos de poliestireno y trozos de carbón vegetal (si en tu región dispones de raíces de helecho, son también un buen material para añadir), pon en el fondo una capa de bolas de arlita o gravilla para asegurar el drenaje. Algunos expertos recomiendan prestar atención a las manchas foliares que puedan deberse a hongos, por lo que creen adecuado aplicar preventivamente fungicida de vez en cuando.


Los trasplantes no son fáciles por el tamaño y la maraña de largas raíces, pero pueden hacerse con cuidado, desinfectando cualquier desgarro o raíz que pueda dañarse en el proceso. Suele generar keikis en el tallo, que pueden separarse con sus raíces desarrolladas y plantarse individualmente. También es factible reproducirlo por esquejes, en un procedimiento similar al de las Vandas, cortando el tallo principal con raíces a cierta altura y plantarlo.

DETALLE DE LA LONGITUD DEL ESPOLÓN DE UNA DE LAS FLORES

La planta la compré a principios de año a Flora del Trópico con una vara que llevaba 4 flores, un poco pasadas, pero igualmente hermosas.

Ref,: wikipedia.org, orchidfuture.free.fr, orchidweb.com, infojardin,com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios