Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

miércoles, 29 de agosto de 2012

Macetas para Orquídeas

Puedes utilizar cualquiera de las que encuentras en el mercado e incluso reciclar tus propios envases como tarrinas de plástico de alimentación, vasos o botellas de plástico cortados, tarros de yogur, cestillas de rejilla de la fruta, etc. pero siempre cuidando de asegurar el drenaje, por lo que deben de tener suficientes agujeros para que el agua escurra y no se acumule en las raíces.

Lo habitual es usar macetas de plástico (transparente o de colores) o de barro cocido (esmaltado o sin esmaltar), depende del gusto, aunque cada recipiente tiene sus ventajas. Los de plástico mantienen bien la humedad, pesan poco, no se rompen si se caen, se limpian bien, son fáciles de apilar y son económicos. Los transparentes, además, permiten ver el estado de las raíces fácilmente.



Los de barro son más costosos y frágiles, también pesan más, pero eso da estabilidad sobre todo a orquídeas altas y el barro permite un intercambio de humedad con el ambiente más fácil.

Epidendrum radicans
Laelia rubescens

Encyclia advena
Si eres un poco manitas, otras opciones es utilizar cocos cortados por la mitad (recuerda los agujeros para el drenaje) o hacer unas cestas con listones de madera resistente a la humedad.
Embrea y Stanhopea
Sigmatostalix radicans y Phalaenopsis


Otras opciones para una Stanhopea y Epicattleyas híbridas

Cesto de rejilla para un Osmoglossum pulchellum y maceta colgante para un Dendrobium

Una Asconcenda y una Vanda híbridos, en cestillas plásticas de rejilla, sin sustrato.

También puedes utilizar placas de corcho en horizontal con un poco de musgo como en esta Brassavola nodosa (abajo a la izquierda) o Prosthechea abreviata (abajo a la derecha).



 Como ves, las posibilidades son múltiples, prueba distintas opciones teniendo en cuenta el tamaño de la planta, si la vas
a poner en una mesa o colgar del techo y las necesidades de agua o luz.


4 comentarios:

  1. Muy interesante,didáctico,enhorabuena por el blog

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Angeles. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Hola, tengo una maceta de barro de orquídeas, con agujeros y tal, y quiero poner unos keikis de dendrobium que tengo, pero me preocupa que veo que en la base no tiene agujeros, ¿no se encharcará ahí el agua cuando riegue por inmersión? ¿Debo hacerle algún agujero ahí para que desagüe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel, en principio es conveniente que el fondo esté agujereado lo suficiente para que todo el agua de los riegos drene y las raíces no se encharquen. Alternativamente, si la maceta tiene agujeros en los costados, puedes rellenar el fondo con gravilla o arlita y encima poner el sustrato, pero el nivel de la gravilla debiera alcanzar el de los agujeros laterales, aunque no es la mejor solución, pues tendrías que controlar bastante el riego con el fin de que no se quede mucho agua en el fondo de la maceta. Lo más seguro es hacer un agujero al menos en el fondo para que tus plantas estén más cómodas.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios