Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Haraella retrocalla. (Una orquídea miniatura)

La Haraella retrocalla es realmente una orquídea miniatura, con hojas que no superan los 6 cms. y que recuerdan a las de una Phalaenopsis. Es originaria de Taiwan y la única de su género. Le gusta la luz, (no sol directo) y las temperaturas cálidas. Humedad en torno a un 60% y riegos moderados, en función del ambiente, cuidando que no sufra períodos de sequía o podría perder los botones florales que estén formándose.
Si la plantamos en macetas, deben de ser pequeñas, con un sustrato de cortezas de pino de granulometría fina y asegurar un buen drenaje con materiales como bolitas de poliestireno o trocitos de arcilla expandida. Se siente a gusto también en soportes como el corcho o placas de madera, con un poco de musgo en las raíces, pero en ese caso debemos tener un control más preciso de la humedad y el riego. Con el tiempo se va formando una mata con varias plantas que van saliendo como si fuesen keikis de raíz.


La floración suele ser de primavera a verano, pero puede hacerlo en cualquier otro momento, dependiendo de las condiciones de cultivo. Florece en pequeñas espigas y generalmente con flores que se van sucediendo, aunque puede tener varias a la vez en distintas varas. Cuando se abre se convierte en una planta espectacular pues la flor es realmente llamativa, de algo más de 2 cms. con tonos amarillos intensos y un gran labelo con flecos de color crema y el centro en tonos púrpuras muy fuertes. En algunas posiciones llega a recordar a alguna de las flores de las Ophrys. Tiene un ligero aroma a cítricos.
La mía la compré a Orchids & more (Alemania) en mayo, montada en corcho (primera foto) y en Julio ya floreció, simultáneamente empezó a crecer otra vara que floreció en Agosto y han ido simultaneándose las flores. Y cuando parecía que había finalizado, ha vuelto a desarrollar otra vara (última foto).

Es una orquídea miniatura realmente recomendable por su facilidad de cultivo y sus bonitas flores. Si pones varias plantas en una rama o placa de corcho quedan realmente espectaculares cuando están todas en flor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios