Información

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Más información: ttps://www.google.com/policies/technologies/cookies/

lunes, 3 de septiembre de 2012

La Miltonia spectabilis en flor

Esta preciosa orquídea es puntual y todos los veranos nos deleita con sus flores cremosas y labelo rosáceo/lila, ligeramente perfumadas. En la foto de la izquierda una de sus espigas florales con una flor abierta y varios capullos en formación, son de una planta montada sobre una rama de alcornoque con un poco de musgo de bosque. En las de la derecha se ven dos de las plantas montadas y empezando a florecer. En las fotografías de abajo la planta antes de dividirla y recién montadas en las ramas.





 





 La spectabilis pertenece a un género que ha estado sujeto a revisiones por parte de los entendidos, que acabaron por hacer dos grandes grupos: Miltonias y Miltoniopsis, para diferenciar las especies brasileñas (Miltonias) de las del resto como Colombia o Perú (Miltoniopsis) que normalmente conocemos como orquídeas pensamiento por su parecido con esas flores.

Su facilidad de hibridación ha dado lugar a esas coloridas plantas de grandes flores que encontramos en cualquier centro de jardinería y existen numerosos híbridos intergenéricos: Aliceara, Beallara, Colmanara, Milpasia, Miltassia, Miltonidium, Vuylstekeara y un largo etc.
Pero volviendo a nuestra plantita, destaca por un largo rizoma reptante que genera múltiples pseudobulbos de unos 8 cms y forma oval, por lo que con frecuencia deberemos dividirlas, eso las hace más manejable y estimula el desarrollo. Sus hojas son de un verde claro y miden unos 18 cms. Florece en verano generalmente, en largas espigas con varias flores que duran más de un mes.
Les gusta la luz, pero sin sol directo, un ambiente húmedo (un 70% es adecuado) y temperaturas entre los 12 grados nocturnos y los 25 diurnos, pero con un ambiente húmedo las mías llegan a soportar los 32 grados. Es más fácil cultivarlas en macetas poco profundas con un compost de un 70% aprox. de corteza de pino, algo de carbón vegetal, trocitos de poliestireno u otro material drenante y algo de musgo sphagnum para mantener cierta humedad. Regar sin miedo y abonar ligeramente cada 3 ó 4 riegos. Es importante cuidar la ventilación, así que si tienes dudas, utiliza un pequeño ventilador que lo garantice. No necesitan realmente reposo, aunque en invierno conviene reducir los riegos, sin dejar que el sustrato se seque demasiado.
Yo dividí una planta y puse 3 fragmentos montados en una rama de alcornoque, con musgo de bosque en las raíces, montando un sistema de goteo, además de los difusores del techo, para garantizar la humedad de las raíces y el resultado es el de las fotos. Si no tienes musgo de bosque utiliza un puñado de sphagnum húmedo sobre las raíces. Cada dos años puedes dividirlas y regalar las plantas a los amigos que estarán encantados.
Hay algunas variedades de flores aún más espectaculares, fáciles de encontrar en las web de vendedores especializados como OLA Orquídeas de Brasil, y todas muy recomendables por su facilidad de cuidado y sus generosas floraciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios